Nuno, una Técnica Japonesa que significa “Tela”

Cada vez hay más gente a la que le fascina el fieltro nuno. Grandes diseñadores como Sybilla o Stella McCarteney lo han utilizado en sus colecciones y podemos verlo en muchos complementos de moda y artículos de decoración.

Al ver mis piezas, muchas personas me preguntan qué técnica he usado, si de verdad están hechas con fieltro y cómo soy capaz de dibujar con la lana.

Supongo que cuando oyes la palabra fieltro te viene a la mente el que se utiliza para hacer las manualidades en el colegio, pero el fieltro artesanal es algo muy diferente. Es un tejido suave y ligero que se adapta al cuerpo, se fabrica con lana natural y es biodegradable.

Nuno es una palabra japonesa que significa tela. El fieltro nuno consiste en colocar finas capas de lana sin hilar, normalmente de oveja merina, sobre una tela de trama abierta como la gasa de seda, aunque también se puede usar algodón, viscosa, lino, incluso telas sintéticas. Durante el proceso de enfieltrado la fibra de lana se enlaza con la fibra del tejido y forma una tela ligera, ideal para crear prendas de ropa, accesorios de moda, artículos para la casa, arte textil, etc. La lana puede cubrir completamente el fondo de la tela, o puede crear un dibujo.

Yo empecé a enamorarme del fieltro nuno cuando descubrí que me permitía aportar textura a mis trabajos. Con esta técnica milenaria no sólo puedo combinar colores, sino también usar tejidos muy diferentes a la vez, e incluso insertar piedras, cristales, conchas, hojas de plantas, etc., y obtener estructuras tridimensionales.

fieltro nuno

Existen infinidad de tutoriales en internet sobre cómo hacer fieltro nuno, aunque cada artista textil tenemos una manera particular de trabajar. Para mí lo más importante es sentir con las manos cuándo se ha formado el fieltro sobre el tejido y parar en ese momento de enfieltrar. Es una increíble sentir la transformación de las fibras de lana en un tejido suave y orgánico.

Me encanta utilizar la seda como soporte para hacer fieltro nuno, porque tiene algo especial, casi mágico. La seda da a los colores una luminosidad que no se consigue con otras telas, y puede ser transparente y ligera, como en el caso de la muselina o seda chiffón, aterciopelada o rústica y tupida como en el bourette. Suelo combinar la pintura sobre seda con el nuno, porque esto me permite crear composiciones fantásticas.

Espero que te haya gustado esta pequeña introducción y que tengas un poco más claro qué son el nuno y el fieltro nuno.

Pañuelo de sedawww.suhzo.com