jabones de fieltro
Blog, Últimas Noticias

Jabones de Fieltro

Todo lo que Queréis Saber sobre los Jabones de Fieltro

En los últimos meses he dado varios talleres de jabones de fieltro en distintos sitios -incluido el Corte Inglés- y acabo de hacer un taller demostrativo en el Museo del Traje de Madrid, dentro del programa de los Días Europeos de la Artesanía. Ha sido fantástico ver la expectación que continúan despertando mis jabones.

Cuando la gente escucha juntas la palabra “jabón” y “fieltro” la primera reacción suele ser de curiosidad y sorpresa. Sin embargo, cuando ven mis diseños, descubren lo que es un jabón de fieltro, cómo se hacen y sus propiedades, les parece una idea genial.

Tanto si los jabones de fieltro les interesan simplemente por el gusto de tenerlos en casa y usarlos, para hacer un regalo original o porque quieren aprender a hacerlos como proyecto artesanal, hay varias preguntas que me hacen a menudo. Voy a intentar contestarlas aquí.

Primera pregunta frecuente: ¿Los jabones de fieltro son de adorno o se pueden usar?

Mucha gente me dice que son tan bonitos, que adornan mucho, que da pena que se gasten, pero son jabones y por supuesto que se pueden usar para la higiene personal; te puedes bañar, duchar o lavar las manos con ellos.

Además, para crear los jabones de fieltro Suhzo yo utilizo jabones naturales de primera calidad hechos con una base de aceite de oliva y algunos con esencias naturales añadidas. Sobre estos jabones yo creo una “esponja” de fieltro con diferentes diseños.

El aceite de oliva es altamente hidratante y un antioxidante natural rico en vitamina E. La esponja de fieltro artesanal con la que los recubro es de lana merino, que es una fibra natural, antibacteriana y antifúngica y un exfoliante suave que tonifica la piel. Además protege el jabón, retrasando su desgaste y consiguiendo una duración más prolongada. En resumen, con estos jabones afieltrados se consigue una experiencia de baño y cuidado de nuestra piel realmente exclusiva.

Segunda pregunta frecuente: ¿Qué pasa con la esponja de fieltro cuando se gasta el jabón?

Cuando se usa el jabón la esponja de fieltro se va “afieltrando” poco a poco -es decir, el fieltro se va “encogiendo” con el jabón- y al final se obtiene un saquito hueco con el que podemos hacernos un colgante, un broche, rellenarlo de lavanda o con unas gotas de aceite de olor y usarlo como ambientador en los armarios o cajones, o incluso continuar usándolo como esponjita exfoliante.

Tercera pregunta frecuente: ¿Cuánto duran los jabones de fieltro?

Los jabones que yo utilizo pesan entre 100 y 125 gramos y duran aproximadamente un mes si se usan diariamente o con frecuencia.

Cuarta pregunta frecuente: ¿Los colores del fieltro destiñen?

Al ver los colores tan intensos y brillantes del fieltro, mucha gente piensa que están pintados y me preguntan si destiñen con el agua y el jabón. Los diseños que hago sobre mis jabones de fieltro no están pintados. La lana merino que utilizo para hacerlos está teñida con colores que son estables a la luz, al agua y al jabón; es especial para hacer fieltro húmedo que -como su propio nombre indica- se hace con agua. Por lo tanto, normalmente no destiñen.

Quinta pregunta frecuente: ¿Se pueden dejar secar al sol?

No es conveniente dejarlos secar al sol porque el sol directo puede llegar a decolorarlos.

Sexta pregunta frecuente: ¿Son muy difíciles de hacer o puede aprender a hacerlos cualquiera? ¿Pueden hacerlos los niños?

No es difícil hacer un jabón de fieltro y por supuesto que pueden hacerlos los niños a partir de 8-10 años. Yo he hecho varios talleres con niños y les encanta hacerlos, elegir sus colores favoritos, frotar el jabón y se sienten súper-orgullosos de llevarse a casa algo que han hecho ellos con lo que pueden bañarse todos los días.

La técnica básica consiste en afieltrar la lana sobre el jabón. Afieltrar la lana significa conseguir que las fibras se transformen en fieltro y esto se hace con agua, calor, jabón y presión. Cualquiera puede aprender a afieltrar un jabón durante uno de mis talleres de unas horas, aunque los diseños más sofisticados de mis jabones conllevan técnicas más avanzadas que necesitan más tiempo de aprendizaje y práctica.

Un taller de jabones de fieltro es una manera estupenda de pasar una mañana o una tarde o de celebrar un cumpleaños u otra ocasión especial. Si os interesa que dé un taller a un grupo de vuestros familiares o amigos, mandadme un email a: susana@suhzo.com

Próximamente crearé un tutorial sobre cómo hacer jabones de fieltro. Si quieres que te lo envíe, suscríbete a mi lista en www.suhzo.com

 

jabones de fieltro
jabones de fieltro

Artículos Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *